Sionismo + Monarquías = ecuación sangrienta

En el mundo dominado por las mafias colonialistas, todo se vale, siempre que se alcancen los objetivos personales que siempre tienen que ver con las ansias de poder y acumulación de riquezas. Ese es el caso de la reciente firma de establecimiento de relaciones entre Emiratos Árabes Unidos y Bahrein con Israel.

Donald Trump ha sido el «embajador de paz» para lograr esta alianza con el único fin personal de ganar la reelección presidencial en su país, haciendo creer a los norteamericanos que este ha sido un intento de cambiar el panorama político del medio oriente para bien.

Pero lo que se está cocinando es otra realidad. Los países islámicos, la comunidad islámica mundial ha mostrado su decepción y rechazo a estos gobiernos monárquicos, dinastías y títeres de los gobiernos occidentales que perdieron toda cultura y valores básicos.

Y el rechazo nace del sentido común, porque lo que quiere la gente sana es justicia y acciones que favorezcan a los pueblos no a los victimarios y tiranos.

Para quienes luchamos por defender el derecho del pueblo palestino de lograr un Estado independiente, estable y próspero; para quienes luchamos por defender la independencia y autodeterminación de las naciones, es una obligación alzar la voz en contra de esta aberración.

No existen pueblos favoritos, ni elegidos porque Dios no es un ser limitado como nosotros capaz de discriminar o preferir a unos por encima de otros. Dios nos creó en igualdad y nadie puede cambiar eso, mucho menos como argumento para justificar los actos sangrientos y criminales de Israel contra Palestina desde hace mas de 70 años. No es un argumento lógico ni válido para justificar el robo de tierras, ni la crueldad con los niños, ni los asesinatos a sangre fría.

Estos acuerdos se convierten, a nuestros ojos, en el acto evidente de la complicidad que por años han tenido estos países con los asesinos. Ahora se quitaron la careta. Paz? de modo alguno se sembrará la paz. Lo que se fortalecerán serán las acciones, ahora abiertamente, para intentar hacer desaparecer de una vez al pueblo palestino y a todos los que se opongan a estas acciones. Van con todo.

Ahora los actos criminales de Israel serán avalados por Washington, EAU y Bahrein… pero con cuál interés 2 países musulmanes apoyan a los asesinos de musulmanes? Para favorecer la protección de sus castas gobernantes.

Y tal fue la burla, que el día de la fatídica firma se conmemoraban los 38 años de la matanza en los campos de refugiados palestinos de Sabrá y Chatila.

Verguenza ajena

En todo el mundo islámico se levantó una ola de oposición contra esta medida a la que la comunidad islámica venezolana se une sin dudar y consideramos que tenemos el deber de actuar, y ya que los medios de comunicación serviles al imperialismo y al sionismo callan con complicidad, somos nosotros quienes tenemos que hablar.

Por eso convocamos a todos los seres conscientes, humanos, pensantes y amantes de la humanidad, a un tuitazo en contra del horror, el Sábado 26 de Septiembre a partir de las 10am y todo el día … Sabemos que eso no cambiará las cosas, pero al menos nos permitirá decir lo que pensamos, manifestar nuestro desacuerdo, mostrar al mundo que los musulmanes no apoyamos la barbarie, ni la violencia, ni la injusticia, al contrario, alcanzar la paz verdadera es nuestro anhelo.

/Narjes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *